DESEOS. Cuento Sufí.

s_n19_04228144

                                                                         National Geographic.

Un emperador estaba saliendo de su palacio para dar un paseo matutino cuando se encontró con un mendigo.

Le preguntó:

-¿Qué quieres?

El mendigo se rió y dijo:

-¿Me preguntas como si pudieras satisfacer mi deseo?

El rey se rió y dijo:

-Por supuesto que puedo satisfacer tu deseo. ¿Qué es? Simplemente dímelo.

Y el mendigo dijo:

-Piénsalo dos veces antes de prometer.

El mendigo no era una mendigo cualquiera. Había sido el maestro del emperador en una vida pasada. Y en esta vida le había prometido: “Vendré y trataré de despertarte en tu próxima vida. En esta vida no lo has logrado, pero volveré…”

Insistió:

Sigue leyendo

LA OBRA Y EL POETA. R.F. Burton

volcan_Etna-lava-poblacion-erupcion-Sicilia_MDSIMA20131118_0038_7

Foto: Anónima.

El poeta hindú Tulsi Das compuso la gesta de Hanuman y de su ejército de monos.

Años después el rey lo encarceló en una torre de piedra. En la celda se puso a meditar y de la meditación surgió Hanuman con su ejército de monos y conquistaron la ciudad e irrumpieron en la torre y lo libertaron.

AUSENCIAS. Ana María Shua.

d7725cc8056917f2827a3d141e03bd619c224811_m

                                                                                  clrk’s found

Está bien, a su artista le faltan los pies, pero con eso no es suficiente. ¿Qué sabe hacer? ¿Al menos camina con las manos? Es una suerte muy común, pero en un hombre sin pies podría sacarle provecho. Ya veo. Tampoco tiene manos. Sería interesante si pudiera hacer algún tipo de acrobacia con los muñones. ¿Ni brazos ni piernas? Bueno, eso ya vale la pena. Un hombre gusano. ¿Vio alguna vez la actuación del Príncipe Randian en la película Freaks?… Pero por lo que me dice, el torso… ¿Y la cabeza? Una cabeza que habla siempre impresiona, sobre todo si podemos demostrar que no es un truco. ¿Tampoco eso? Me parece cada vez más atractivo. ¿Por qué no me lo trae para que lo vea? Ah, ya está aquí, comprendo.

VOLAR. Anónimo.

vuelo-de-pc3a1jaros-de-joan-mirc3b3

Vuelo de pájaros. Joan Miró.

Había una vez un rey muy caprichoso que tenia una hija muy hermosa y buena. Quería casarla, aunque puso una condición algo absurda. Estableció que seria elegido aquel hombre que fuera capaz de hacer volar un halcón que desde hace un tiempo estaba posado en una rama.

Y nadie, absolutamente nadie hasta el presente había logrado hacerlo. Una cantidad de personajes aparecieron en el palacio y con distintas mañas intentaron que el pájaro volara, sin embargo ninguno lo consiguió.

Cuentan que una mañana el rey se levanto y vio volando al halcón por su jardín. Su hija ya tenia pretendiente y cuando lo mandó llamar le pregunto como había hecho semejante milagro. Cuando estuvo frente al campesino le dijo:

- ¿Tú hiciste volar al halcón?
– ¿Como lo hiciste?
– ¿Eres mago, acaso?

Entre feliz e intimidado, el hombrecito solo explico:

- No fue difícil, Su Alteza.
– Solo corté la rama.
– Entonces el halcón se dio cuenta que tenía alas y simplemente se largó a volar.

LA CONFESIÓN.Manuel Peyrou.

NEBULOSAfoto

                                             Nebulosa de Carina. Observatorio Europeo Austral (ESO)

En la primavera de 1232, cerca de Aviñón, el caballero Gontran D’Orville mató por la espalda al odiado conde Geoffroy, señor del lugar. Inmediatamente confesó que había vengado una ofensa, pues su mujer lo engañaba con el Conde.

Lo sentenciaron a morir decapitado, y diez minutos antes de la ejecución le permitieron recibir a su mujer, en la celda.

-¿Por qué mentiste? -preguntó Giselle D’Orville-. ¿Por qué me llenas de vergüenza?

-Porque soy débil -repuso-. De este modo simplemente me cortarán la cabeza. Si hubiera confesado que lo maté porque era un tirano, primero me torturarían.

EL SAMURAI Y LOS TRES GATOS. Anónimo Japonés.

Gato-de-Shrek

Un samurai tenia problemas a causa de un raton que habia decidido compartir su habitacion. Alguien le dijo: Necesitas un gato. Busco uno en el vecindario y lo encontro: era un gato impresionante, hermoso y fuerte. Pero el raton era mas listo que el gato y se burlaba de su fuerza.

El samurai adopto un segundo gato, muy astuto. Desconfiado, el raton solo aparecia cuando aquel se dormia.

Entonces le trajeron al samurai el gato de un templo zen.

Tenia aspecto distraido, era mediocre y parecia siempre soñoliento. El samurai penso: no sera este el que me librara del raton.

Sin embargo, el gato, siempre soñoliento e indiferente, pronto dejo de inspirar precauciones al raton, que pasaba junto a el sin apenas hacerle caso. Un dia, subitamente, de un zarpazo, lo atrapo.

UN MILAGRO. LLorenç Villalonga.

2010-07-04.46

Foto: National Geographic.

Le habían asegurado que la Sagrada Imagen retornaría el movimiento al brazo paralizado y la señora tenía mucha fe. ¡Lo que consigue la fe! La señora entró temblando en la misteriosa cueva y fue tan intensa su emoción que enmudeció para siempre. Del brazo no curó porque era incurable.